Leonardo Novelo / Architectural Boundaries
Practice & Writings 
@inputmap


Estado Crítico 
Peligro + Oportunidad






Hace poco más de cuatro años las manecillas del reloj se detuvieron un instante al borde del abismo, la gran burbuja inmobiliaria del Atlántico del Norte reventó y con ello se desvaneció el escenario de exhuberancia y despilfarro. Hoy en España, después de más de una década de júbilo a base de ladrillo y de crecimiento sostenido, hay resaca y ajuste forzoso del cinturón. La situación es grave y la sensación de fin de ciclo imperante ha extendido incertidumbre sobre la capacidad de respuesta de la Administración. Un ruido ensordecedor protagónico y persistente.

La crisis (económica y social), hoy expresión pegadiza que avanza como un ser vivo, emerge como fallo aparatoso de la eficiencia suprema de los mercados. Se ha hecho patente una grieta entre la ciencia de la economía y la economía política. El clamor general es que el Estado, crítico, se ha impregnado de cochambre. La cruda ha resquebrajado administraciones, empresas, familias e individuos. Serio es el aprieto de liquidez en el que llevan sumergidos hace tiempo. Hay endeudamiento y una bolsa enorme de trabajadores en desempleo crónico bajo el desplome de la red a la cual se aspiraban a colgar. Así como el frenazo consecuente al consumo y un índice cuantioso de ejecuciones hipotecarias.



Los síntomas de recuperación y de reajuste del precio al valor en la actualidad son intermitentes y transmiten dudas sobre la posibilidad de vislumbrar un escenario alentador. En esta crisis, el marco cultural de la práctica arquitectónica y urbana está en un tránsito hacia el cuestionamiento disciplinar. La coyuntura apunta que no estamos ante otra crisis más dentro de un ciclo, sino que sucede bajo el atardecer del axioma del combustible fósil y sus dos consecuencias directas en los modelos de ciudad actual; el suburbio y el espectáculo.

Así que tras la ruina, cambio de costumbres. Nadar en el potingue y apretarse el cinturón, aunque incómodo y en algunos casos extenuante, también avecina un fértil y muy estimulante camino hacia el fin de la arquitectura neoliberal. Ahí reside el riesgo pero también lo hacen con fuerza la vía y la oportunidad. La luz que ilumina los escombros atraviesa sus estratos y permite entrever trombos que apuntan al fin del carnaval y del espectáculo, en favor de una ciudad mucho más compacta y con edificios de mayor ajuste y acuerdo económico y social. Contra el cortoplacismo, la emergencia de la arquitectura post neoliberal obliga no sólo a la recomposición de la inversión pública y de las infraestructuras, sino a la redirección del cuestionamiento material y disciplinar; a desplazar los objetivos desde la pericia profesional hacia la búsqueda de sentido, dentro de este contexto crítico, de concordancia y significado.

Es evidente la necesidad de una mayor participación ciudadana, de labor colectiva, para reorientar los radios de acción hacia sectores precarios. Algo que es distante, pero no inédito.

Apoyada en una profunda mutación del credo, se ha de replantear la posibilidad de promocionar y reactivar el parque de alquiler así como de cuestionar el concepto de accesibilidad a la propiedad para la re capitalización los activos, las viviendas sin vender. Es tiempo de reflexiones y cambios en la normatividad sobre el modelo de ciudad extensa y desbordada que consume, hacia el amparo de un colectivo menor, recursos y energía indiscriminadamente.



Es la oportunidad de transformación de los deshechos de la crisis en hechos críticos; un nuevo pacto de colaboración en un diálogo fecundo con el presente. Hoy el escenario es otro y las preguntas son urgentes. Pero esencialmente, la arquitectura que emerge en esta crisis, clama por la ponderación no sólo por su potencial lucrativo, sino también por la profundidad de su acuerdo, valioso a la sociedad y a la cultura, en una relación estable y constructiva. No se trata de un sistema provisional de intenciones limitadas, sino de la readaptación en sus raíces y suelo propio. Es imprescindible y exige tenacidad y perseverancia, además de que tiene el potencial de evitar el resoplado que vuelva a inflar otra vez la burbuja. Si se ignora, además de ser síntoma de amnesia y miopía, puede evidenciar muy difuso el límite entre la vanidad y la memez.

INPUTmap #1. "Estado Crítico. Peligro + Oportunidad" / Revista Completa.